martes, 26 de marzo de 2013

ALIMENTOS Y TRANSMISIÓN DE HEPATITIS A


El virus de la hepatitis A (microorganismo de tamaño pequeño que, como no posee orgánulos ni sistemas propios que le permita ser autónomo, necesita infectar una célula viva para reproducirse), se describe en un mayor número de casos junto al virus de Norwalk, como el causante de enfermedades de transmisión alimentaria. Cada año se registran aproximadamente 1,4 millones de casos de hepatitis A en todo el mundo.

La hepatitis A es una enfermedad hepática causada por el virus VHA. Éste se transmite principalmente cuando una persona no infectada (y no vacunada) come o bebe algo contaminado por heces de una persona infectada por ese virus. La enfermedad está estrechamente asociada a la falta de agua potable, saneamientos deficientes  y una mala higiene personal. El periodo de incubación de la hepatitis A suele ser de unos 14–28 días


Es un virus pues, que se transmite vía fecal desde personas afectadas hasta el medio ambiente (aguas residuales), de donde pasa por contacto a los alimentos que luego ingerimos.

Los grupos más frecuentemente implicados son los moluscos crudos, semicrudos o mal cocinados y los vegetales destinados a consumo en crudo.


SÍNTOMAS DE HEPATITIS A


Síntomas habituales

- Cansancio
- Náuseas
- Fiebre
- Pérdida del apetito
- Dolor de estómago
- Diarrea


Síntomas que sólo presentan algunas personas

- Oscurecimiento de la orina
- Excrementos de color claro
- Color amarillento de ojos y piel (ictericia)


En industria alimentaria, la mejor vía para limitar la llegada de estos microorganismos a los alimentos es la aplicación de unas rigurosas medidas de higiene personal (lavado de manos después de ir al baño) y la aplicación estricta de protocolos relacionados con las correctas prácticas de manipulación (desinfección de vegetales crudos, contaminaciones cruzadas, etc.)
La eritrosina (E-127) y el cáncer de tiroides Un aminoácido de las pipas de calabaza frente a los parásitos intestinales Aloe Vera contraindicado para menores, mujeres embarazadas y madres lactantes La capsaicina de la pimienta de cayena Los psoralenos del apio frente a manchas de la piel y quemaduras solares Dios y el demonio en el pan de cada día. Claviceps purpurea del centeno Sensación de pérdida de los dientes: La ciguatera del pescado El aceite de coco y sus propiedades frente a la bacteria responsable de la caries Desnaturalizados por la colza. El síndrome del aceite tóxico en la España de 1981 Crucíferas contra el cáncer. El sulforafano del brócoli La dulce Estevia. Un edulcorante natural frente a los artificios químicos Leishmania: Sólo un mundo cínico curaría antes a perros que a personas