viernes, 31 de mayo de 2013

LA CRISIS EN TODA SU POMPA: LO MISMO TE CORTO BACALAO QUE TE DECORO UNA TARTA

¿Qué como me encuentro?...., Hombre, pues un poco cansado de deambular por empresas a las que visito periódicamente, para que me cuenten lo jodido que está todo, lo flojo que va el negocio o las negras perspectivas económicas que se avecinan. Ojo que no lo critico, al fin y al cabo yo soy uno de los muchos que no va a comprarle ni ha hacerles ganar un euro, sino a generarle otro gasto más. Insufrible por muy necesario u obligatorio que sea el servicio que les presto.


Hace un par de semanas que visité a un amigo al que no le iba muy bien su negocio de carnicería. Para sorpresa mía, conforme me acercaba observé a través de la cristalera un tumulto de gente dentro del local y pensé  "mira, parece que hoy tiene un buen día". Efectivamente su local estaba lleno ...... lleno de comerciales; unos para cobrar, unos para vender, y entre tantos un cliente que quería un Kilo de chorizo.

Este estado de desánimo generalizado, contribuye claramente al empeoramiento de la situación. Se compra con cuentagotas y se minimiza la calidad, se invierte cero y se abaratan hasta tal punto los precios, que cada día llegamos más cansados a casa y con los bolsillos más vacíos.

Hemos pasado de profesionales de un sector, es decir, de personal especializado en una actividad alimentaria concreta, a vendedores de "todo a cien", que como reza el título del artículo, cambian de actividad como de calzoncillos.

He conocido a auténticos profesionales de una materia prima, que un mes más tarde estaban trabajando otros productos totalmente desconocidos para ellos en cuanto a su manipulación y características de elaboración. Cocederos, salas de despiece, obradores, que montan y desmontan  maquinaria para dedicarse "a lo que surja"...... "a lo que me pidan". 

Dos, tres, o cinco actividades distintas. Todo sea por seguir trabajando o por aprovechar las instalaciones con las que ya cuentan. Al fin y al cabo dar una industria de baja es lo último, y en  el caso de pequeñas empresas o trabajadores autónomos casi imposible.

Eso se llama en mi pueblo "hacer títeres". Y cuando las grandes empresas y aquellos que las gobiernan deciden no complicarse la vida resolviendo sus problemas a base de ERES y despidos improcedentes, para rendirse sin luchar y liberarse del desafortunado acoso de molestos proveedores, empeñándose en salir por la puerta falsa con la cartera bien llena; encuentro empresas familiares (porque en el fondo el trabajador que lleva 20 años contigo es como de la familia), improvisando sobre la marcha y luchando por salir adelante haciendo lo que venga bien, o por mantener el negocio vivo y repartir a duras penas, un salario para poder vivir.

Vaya este artículo por quien decida decorar tartas entre chuleta y chuleta.


La eritrosina (E-127) y el cáncer de tiroides Un aminoácido de las pipas de calabaza frente a los parásitos intestinales Aloe Vera contraindicado para menores, mujeres embarazadas y madres lactantes La capsaicina de la pimienta de cayena Los psoralenos del apio frente a manchas de la piel y quemaduras solares Dios y el demonio en el pan de cada día. Claviceps purpurea del centeno Sensación de pérdida de los dientes: La ciguatera del pescado El aceite de coco y sus propiedades frente a la bacteria responsable de la caries Desnaturalizados por la colza. El síndrome del aceite tóxico en la España de 1981 Crucíferas contra el cáncer. El sulforafano del brócoli La dulce Estevia. Un edulcorante natural frente a los artificios químicos Leishmania: Sólo un mundo cínico curaría antes a perros que a personas