domingo, 12 de mayo de 2013

USO DE ADITIVOS EN LOS PRODUCTOS CON DENOMINACIÓN “HALAL”

El término “Halal” se usa para designar aquellas prácticas permitidas (autorizadas) por la religión musulmana, entre las que se encuentran todas las relacionadas con los hábitos de alimentación; designaremos pués a partir de ahora los productos halal, como aquellos que se adaptan y cumplen con los siguientes versos del Corán:





Se os prohíbe la carne del animal muerto por causa natural, la sangre, la carne de cerdo, la del animal que haya sido sacrificado en nombre de otro que Allah, la del que haya muerto por asfixia, golpe, caída, cornada o devorado por una fiera, a menos que lo degolléis. Y la del que haya sido sacrificado sobre altares y que consultéis la suerte con las flechas. Hacer esto es salirse del camino….”

Te preguntan sobre el vino y el juego de azar. Di: En ambas cosas hay mucho daño para los hombres y algún beneficio, pero el daño es mayor que el beneficio….”

En contraposición a este término encontramos la palabra “Haram” para designar las prácticas y alimentos prohibidos, entre los que destacamos:
  • La carne del animal hallado muerto
  • La sangre y sus derivados
  • La carne de cerdo y jabalí, así como sus derivados
  • Los animales carnívoros o carroñeros
  • Las aves con garras
  • Animales de la tierra sin oídos (serpientes)
  • Las bebidas alcohólicas
  • Aditivos alimentarios que contengan o puedan contener ingredientes considerados Haram.
  • Toda carne no sacrificada conforme a la tradición islámica.

El método de sacrificio consiste en una incisión con un cuchillo afilado rápida y profundamente en el cuello, cortando (preferiblemente de un solo corte) la vena yugular y la arteria carótida de ambos lados pero dejando intacta la espina dorsal. El objetivo de esta técnica es el drenaje efectivo de la sangre del animal muerto, lo que da como resultado una carne más higiénica a la vez que una reducción del dolor y la agonía para el animal.

Conforme a los preceptos del Corán, el aturdido previo al sacrificio del animal, dado que supone una merma de su vitalidad, no está permitido. Sólo en ocasiones y mediante la utilización de métodos no invasivos y reversibles como la electronarcosis, se permite el aturdimiento de ovejas y cabras anterior al sacrificio.

Otros preceptos son que el sacrificio se haga tras una oración del religioso-matarife, mientras el animal está limpio, tumbado (en reposo) sobre el lado izquierdo y mirando hacia la Meca.
Entre los aditivos Haram, por tratarse de productos relacionados con prácticas inadecuadas o elaborarse con alimentos prohibidos, destacan los siguientes:
  • E-120: Cochinilla- Obtenido de la sangre del escarabajo de Cochinilla
  • E-422: Glicerol/Glicerina- Obtenida de la carne de cerdo o fuentes de carne haram
  • E-441: Gelatina- Obtenida de la carne de cerdo o fuentes de carne haram
  • E-542: Fosfato de hueso comestible- Obtenido del cerdo o fuentes de carne haram. Emulsores (del E-470 al E-483): Obtenidos de grasas animales (aunque pueden estar elaborados a partir de grasas vegetales, por lo que resultaría conveniente aclarar este aspecto en el etiquetado del alimento)

Puede resultar más que interesante sustituir dichos aditivos en la composición de productos destinados parcial o totalmente a población musulmana, ya que son numerosas las asociaciones de consumidores de productos halal que rechazan el uso de estos compuestos y divulgan listados de aditivos haram para islamistas de todo el mundo.

En España la certificación de productos halal puede obtenerse a través del Instituto Halal, con sede en la localidad cordobesa de Almodóvar del Río y con delegaciones en Madrid y Cataluña. Esta certificación o sello requiere de auditorías de procesos y calidad en la industria de alimentación por parte de técnicos del Instituto que puede suponer una expansión de la línea empresarial entre usuarios de mercados cada vez más numerosos y selectos como el Saudí o Qatarí.
La eritrosina (E-127) y el cáncer de tiroides Un aminoácido de las pipas de calabaza frente a los parásitos intestinales Aloe Vera contraindicado para menores, mujeres embarazadas y madres lactantes La capsaicina de la pimienta de cayena Los psoralenos del apio frente a manchas de la piel y quemaduras solares Dios y el demonio en el pan de cada día. Claviceps purpurea del centeno Sensación de pérdida de los dientes: La ciguatera del pescado El aceite de coco y sus propiedades frente a la bacteria responsable de la caries Desnaturalizados por la colza. El síndrome del aceite tóxico en la España de 1981 Crucíferas contra el cáncer. El sulforafano del brócoli La dulce Estevia. Un edulcorante natural frente a los artificios químicos Leishmania: Sólo un mundo cínico curaría antes a perros que a personas