sábado, 13 de julio de 2013

LA NATURALEZA ES SABIA. EL MEJOR BRONCEADOR…… UN BUEN VASO DE GAZPACHO

Frente al uso indiscriminado de aceites corporales que intensifican el bronceado, llegando en ocasiones a provocar graves quemaduras debido a los bajos factores de protección o los prolongados periodos de exposición, aumentando el riesgo de padecer algún tipo de lesión cutánea (envejecimiento prematuro, quemaduras, etc.), o propiciando el desarrollo del temible melanoma (cáncer de piel); el consumo de determinados alimentos puede resultar la mejor alternativa para acelerar el bronceado natural a la vez que proteger nuestra piel de los efectos dañinos de la radiación ultravioleta

Broncearnos desde dentro”, un concepto que sorprendentemente se adecua al consumo de un alimento característico de la temporada de verano…. El gazpacho.



Propiedades de sus ingredientes:

Tomate maduro
Su intenso color rojo es indicativo de un elevado contenido en betacaroteno (sustancia que ha hecho de la zanahoria uno de los alimentos tradicionalmente más utilizados en la síntesis de bronceadores), pigmento vegetal especialmente en aquella fruta y verdura que presenta tonalidades vivas.  Especialmente rico en Licopeno, un carotenoide también presente en el melón, y de comprobado efecto protector frente al envejecimiento prematuro de la piel.
Los betacarotenos son precursores de la vitamina A y estimulan la producción de melanina causante del tono bronceado de la piel, que la utiliza como filtro frente a los dañinos rayos UVA y UVB



Pimiento verde
Fuente de vitamina C, capaz de favorecer las defensas naturales de la piel mediante el mantenimiento del colágeno y la elastina, cuya degradación se traduce inevitablemente en daños causados por el sol. De marcado carácter antioxidante, la vitamina C nos protege de la acción de radicales libres generados a través de la exposición al sol a la vez que favorece la formación de nuevo tejido cutáneo.
También rico en betacaroteno

Pan
La vitamina B que contiene hidrata la piel aumentando desde dentro aumentando el efecto luminoso del bronceado, mientras que la vitamina E bloquea el paso de radicales libres favoreciendo la salud y belleza de la piel.

Vinagre
Por naturaleza rico en antioxidantes al igual que el vino tinto, y responsables en buena medida de compensar los efectos oxidativos de la piel producidos por el exceso de sol.

Aceite de oliva virgen extra
Los ácidos grasos son responsables de prolongar el bronceado natural de la piel. Su adición a cualquier crema corporal se basa en su capacidad de favorecer la retención de agua, impidiendo el resecamiento y la desnutrición de la piel.

Pepino

Su aporte de vitamina E y aceites naturales suaviza la piel, rehidratándola frente a agresiones ambientales derivadas de la exposición prolongada al sol. (Su como mascarilla y tonificante facial es conocido desde hace cientos de años, cuando se advirtieron en este alimento propiedades antiinflamatorias derivadas de su aplicación cutánea)

(Quizás te interese leer: "E. Coli.... ¿La bacteria asesina?")
La eritrosina (E-127) y el cáncer de tiroides Un aminoácido de las pipas de calabaza frente a los parásitos intestinales Aloe Vera contraindicado para menores, mujeres embarazadas y madres lactantes La capsaicina de la pimienta de cayena Los psoralenos del apio frente a manchas de la piel y quemaduras solares Dios y el demonio en el pan de cada día. Claviceps purpurea del centeno Sensación de pérdida de los dientes: La ciguatera del pescado El aceite de coco y sus propiedades frente a la bacteria responsable de la caries Desnaturalizados por la colza. El síndrome del aceite tóxico en la España de 1981 Crucíferas contra el cáncer. El sulforafano del brócoli La dulce Estevia. Un edulcorante natural frente a los artificios químicos Leishmania: Sólo un mundo cínico curaría antes a perros que a personas