lunes, 5 de agosto de 2013

LA CAPSAICINA DE LA PIMIENTA DE CAYENA PARA ALIVIAR EL DOLOR DE LOS MIEMBROS AMPUTADOS

Lo reconozco, esta vez he forzado un poco el titular. Aunque de cuanto he leído sobre las bondades terapéuticas y analgésicas de esta planta de la especie capsicum, el alivio del “síndrome del miembro fantasma”, o dolores y pinchacos que experimentan los afectados en zonas amputadas, es de lo que más me ha llamado la atención.

La capsaicina es un alcaloide presente en mayor o menor grado, en todas las variedades de chile o ají, originarias de América Central, y responsable de la pungencia (ardor o picor en boca) del fruto, cuya intensidad queda reflejada en la escala de Scoville, donde la pimienta de cayena ocupa un lugar preferente.




La pimenta de cayena (nada tiene que ver con este tipo de especia, ya que su nombre se debe a una confusión por parte de los conquistadores), es realmente el chile triturado después de seco. Utilizada prioritariamente en América, pero también en Asia, donde fue llevada posteriormente desde Europa, aporta un genuino sabor picante característico de la comida oriental y latina.



El extracto de esta variedad muestra un claro ejemplo de remedio tradicional acogido por la medicina convencional, para uso principalmente como analgésico local aplicado en forma de crema o gel. Se ha observado que la capsaicina es un simulador del dolor, que estimula la secreción de endorfinas (calmantes del dolor similares a la morfina), a la vez que bloquea la sustancia P, un neurotransmisor liberado por los tejidos cuando se dañan y usado para detectar la lesión (inhibe la transmisión del impulso doloroso).





Actualmente, los fármacos basados en la actividad calmante de esta sustancia, se aplican para el tratamiento de:
  • Dolor residual tras un ataque de herpes (post-hermético)
  • Neuralgia del trigémino (nervio facial cuya afección produce espasmos dolorosos)
  • Síndrome del miembro fantasma (amputaciones, masectomías, etc.)
  • Artritis reumatoide y fibromialgia.
  • Neuropatía diabética (reduce la sensación de hormigueo y aumenta la sensibilidad en las extremidades de afectados)

(Un estudio de 2007 de la Universidad de Nottingham, publicado en Biochemical and Biophysical Research Communications, sugiere que esta sustancia es efectiva como tratamiento anticanceroso. Se menciona que los vaniloides, familia de moléculas a la que pertenece la capsaicina, se adhieren a las proteínas en la mitocondria de la célula cancerosa y genera su muerte celular o apoptosis –Fuente: Wikipedia)


Los fármacos que contienen capsaicina no deben ser aplicados directamente sobre heridas abiertas ni mucosas, ya que pueden producir intenso dolor y daño en las terminaciones nerviosas de la zona afectada.

Platos tradicionales que aportan beneficios para la salud y un irresistible toque picante. Al ser soluble en grasa y alcohol, un trago de leche o tequila aliviará la sensación de picor de forma más efectiva que un refrescante vaso de agua (indudable. Más de 120 millones de mejicanos no podían estar equivocados)
La eritrosina (E-127) y el cáncer de tiroides Un aminoácido de las pipas de calabaza frente a los parásitos intestinales Aloe Vera contraindicado para menores, mujeres embarazadas y madres lactantes La capsaicina de la pimienta de cayena Los psoralenos del apio frente a manchas de la piel y quemaduras solares Dios y el demonio en el pan de cada día. Claviceps purpurea del centeno Sensación de pérdida de los dientes: La ciguatera del pescado El aceite de coco y sus propiedades frente a la bacteria responsable de la caries Desnaturalizados por la colza. El síndrome del aceite tóxico en la España de 1981 Crucíferas contra el cáncer. El sulforafano del brócoli La dulce Estevia. Un edulcorante natural frente a los artificios químicos Leishmania: Sólo un mundo cínico curaría antes a perros que a personas