domingo, 3 de noviembre de 2013

LA CAFEÍNA COMO AYUDA A NIÑOS CON TRASTORNO POR DÉFICIT DE ATENCIÓN CON HIPERACTIVIDAD (TDAH)

Sorprendente pero cierto. A quién se le ocurriría practicar con este remedio natural frente a las tradicionales infusiones de valeriana, tila o melisa.

Quede claro desde mi punto de vista, que dicho trastorno está actualmente sobrediagnosticado e hipermedicado, hasta el punto que el propio descubridor de la enfermedad, Leon Eisenberg, afirmó unos meses antes de fallecer que el TDAH se trataba de un ejemplo más de “enfermedad ficticia” creada por la psiquiatría.




Una industria farmacéutica de miles de millones de dólares hace del diagnóstico precoz y la medicación con psicofármacos, derivados anfetamínicos en su mayoría, el tratamiento generalizado para tratar “a bote pronto” a la inmensa mayoría de niños inquietos, que por su “incómodo” comportamiento,  saltan de la escuela al médico de cabecera, al psicólogo y al psiquiatra en última instancia.

Convencer a los preocupados padres de que ya nacieron así, o de que el TDAH tiene un claro factor genético, resulta vital para conseguir que estos acepten una medicación prolongada en el tiempo, con posibles efectos secundarios muy a tener en cuenta y susceptibles de causar dependencia física. Hablamos pues de drogas sintéticas encaminadas a incrementar la concentración del niño en sus tareas cotidianas.


Estadísticamente el TDAH afecta mayoritariamente a varones (3 casos por cada niña diagnosticada). Conducta compulsiva, inquietud motora, hablar excesivamente, falta de atención o memoria y desorganización generalizada son sólo algunos síntomas que se atribuyen a estos pacientes y que actualmente son motivo de tratamiento “express” con drogas sintéticas.

Ayúdanos a difundir el contenido del blog compartiendo en tus redes sociales




Frente a ellas, gana terreno la cafeína, capaz de estimular la secreción de dopamina y activar la norepinefrina, aumentando la concentración y el rendimiento y disminuyendo a su vez la actividad motora característica de estos niños distraídos.

Distintos estudios, uno de los más relevantes llevado a cabo con ratas en la Universidad de Coimbra (Portugal), por el Profesor Rodrigo Cunha, ponen de relieve los beneficios del café o las bebidas con cafeína en pacientes hiperactivos, dando por hecho que es la autorregulación en el consumo de este tipo de bebidas durante la edad adulta, la causa real de la disminución de los síntomas de una enfermedad que acompaña al paciente de por vida.

Aunque la hiperactividad se detecta mucho antes (en ocasiones ha sido asociada a menores que comienzan a andar de forma precoz), el trastorno por falta de atención puede permanecer enmascarado durante años.  Un repentino incremento de las dificultades de aprendizaje en adolescentes, puede ser considerado suficiente para el diagnóstico positivo de la enfermedad. El consumo de estimulantes que equilibren la baja actividad neuronal, fomentaría desde esta perspectiva, el estado de concentración y la capacidad de aprendizaje de estudiantes a los que les cuesta seguir el ritmo de clase.

Los testimonios de padres que han utilizado la cafeína como alternativa al tratamiento médico son por el momento positivos (al menos utilizada como complemento y con la finalidad de disminuir la dosis administrada de psicofármacos). Todo ello teniendo en cuenta los posibles efectos adversos asociados a cantidades elevadas de cafeína: nerviosismo, aumento de la presión arterial o dolor de estómago.

Una infusión de tila puede ser buena idea a la hora de dormir, pero nunca cuando lo que se pretende es incrementar la concentración de un niño con TDAH, ya que su efecto resultará contrario al deseado.

3 comentarios:

  1. Mi hijo de 7 años es TDAH y toma fármacos, trataré con la cafeína, creen que sea malo si combinó l@s dos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que sea bueno combinar los fármacos con la cafeína; podría aumentar sus efectos pero no precisamente de una forma positiva.

      Eliminar

La eritrosina (E-127) y el cáncer de tiroides Un aminoácido de las pipas de calabaza frente a los parásitos intestinales Aloe Vera contraindicado para menores, mujeres embarazadas y madres lactantes La capsaicina de la pimienta de cayena Los psoralenos del apio frente a manchas de la piel y quemaduras solares Dios y el demonio en el pan de cada día. Claviceps purpurea del centeno Sensación de pérdida de los dientes: La ciguatera del pescado El aceite de coco y sus propiedades frente a la bacteria responsable de la caries Desnaturalizados por la colza. El síndrome del aceite tóxico en la España de 1981 Crucíferas contra el cáncer. El sulforafano del brócoli La dulce Estevia. Un edulcorante natural frente a los artificios químicos Leishmania: Sólo un mundo cínico curaría antes a perros que a personas