domingo, 10 de agosto de 2014

ESTEROLES VEGETALES EN PRODUCTOS ENRIQUECIDOS PARA REDUCIR LOS NIVELES DE COLESTEROL

Pues parece que efectivamente van a existir los alimentos funcionales más allá de las patentadas bacterias probióticas y de otras muchas de ya contrastada ineficacia. Después de tantos desengaños con las grandes marcas comerciales y su apisonadora publicitaria, capaz de idiotizarnos hasta vernos transformados en fieles consumidores de productos, con precios nada permisivos y nutricionalmente similares a un plátano o un yogur, toca hablar hoy de aquellos destinados a reducir los niveles de colesterol, bien se trate de los conocidos lácteos fermentados enriquecidos con esteroles o estanoles vegetales (fitoesteroles o fitoestanoles), como margarinas de untar, zumos y otros similares en el mercado.




Tendré que resumir un poco el tema si lo que pretendo es que quien lea este post reciba una información esclarecedora sin morirse de aburrimiento en el intento y sin desesperarse con demasiados “tecnicismos moleculares”….

Aunque en el mercado actual se les engloba en muchas ocasiones bajo el mismo término -fitoesteroles-, en realidad se han mostrado eficientes dos tipos de compuestos: esteroles y estanoles: ambos componentes esenciales de la membrana celular vegetal, por lo que deben ser exclusivamente incorporados a través de la dieta.

Con estructura similar a la molécula de colesterol, estos alcoholes compiten con ella reduciendo su absorción en porcentajes que varían según los autores (5-15%). La disminución de los niveles de colesterol, tanto de origen alimentario como biliar, queda definitivamente avalada por cientos de estudios científicos y confirmada por autoridades como la EFSA o la FDA entre otras muchas, que los reconoce como productos GRAS -Generalmente Reconocidos Como Seguros-


Si bien incorporamos esteroles y estanoles a través de la ingesta diaria de alimentos de origen vegetal, las cantidades disponibles no alcanzan los niveles óptimos para los que los estudios han mostrado eficacia, y que están en torno a los 2 gramos/día.

Ingesta diaria de esteroles a través de la dieta: 150-450 mg/día
Porcentaje absorbido en el intestino: 0.4-3.5%
Alimentos en los que están presentes en mayor cantidad: maíz, alubias, nueces, aceitunas, colza, girasol, soja, madera (aceite de pino), etc.
  
Ingesta diaria de estanoles a través de la dieta: 30-50 mg/día
Porcentaje absorbido en el intestino: 0.2-0.3%
Alimentos en los que están presentes en mayor cantidad: gramíneas (trigo, centeno), maíz, etc.

Ayúdanos a difundir el contenido del blog compartiendo en tus redes sociales




Para alcanzar niveles reductores eficaces, puede resultar recomendable pues, tomar alimentos expresamente enriquecidos (preferentemente durante las comidas), si bien tendremos que marcar algunas diferencias a tener en cuenta:
  • Alimentos enriquecidos con esteroles (ejemplo: Danacol): concentraciones de 2 g/día se han relacionado con disminuciones de la abosorción intestinal de colesterol y reducciones de su concentración en sangre en torno al 10%. Concentraciones mayores no muestran un efecto adicional significativo.
  • Alimentos enriquecidos con estanoles (ejemplo: Benecol): concentraciones de 2 g/día se han relacionado con disminuciones en torno al 10% en el nivel de colesterol en sangre. Dosis mayores (3 gramos/día) parecen reducir el colesterol hasta en un 17%.
La presencia de fitoesteroles o fitoestanoles en dosis significativas puede disminuir la absorción de vitaminas liposolubles (carotenoides), por lo que la ingesta de estos alimentos enriquecidos debe ir acompañada de un incremento de fruta y verdura en la dieta. No se recomienda tomar productos enriquecidos en situación de embarazo, lactancia o en el caso de menores de 2 años.


No es pequeño el paso adelante que supone pasar de la clásica margarina, rica en grasas hidrogenadas, a un producto claramente funcional para quienes luchan diariamente contra el colesterol en busca de una buena salud coronaria.

Quizás te interese leer: “En aceite vegetal……. ¿garantía de calidad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La eritrosina (E-127) y el cáncer de tiroides Un aminoácido de las pipas de calabaza frente a los parásitos intestinales Aloe Vera contraindicado para menores, mujeres embarazadas y madres lactantes La capsaicina de la pimienta de cayena Los psoralenos del apio frente a manchas de la piel y quemaduras solares Dios y el demonio en el pan de cada día. Claviceps purpurea del centeno Sensación de pérdida de los dientes: La ciguatera del pescado El aceite de coco y sus propiedades frente a la bacteria responsable de la caries Desnaturalizados por la colza. El síndrome del aceite tóxico en la España de 1981 Crucíferas contra el cáncer. El sulforafano del brócoli La dulce Estevia. Un edulcorante natural frente a los artificios químicos Leishmania: Sólo un mundo cínico curaría antes a perros que a personas