martes, 30 de septiembre de 2014

LA COCINA ENTRE ASADOS SOLARES Y ELABORACIONES AL VAPOR DE LAVAVAJILLAS

El mundo de la cocina se renueva con la aparición de nuevos tratamientos culinarios que sorprenden por su versatilidad y resultan inapelables, más allá del encanto de los tradicionales fogones, desde el punto de vista medioambiental y de aprovechamiento de los recursos.

Al alcance de todo el que no tenga que cocinar para un regimiento o hacerlo en 15 minutos, este tipo de elaboraciones domésticas presentan además de las ventajas asociadas a su indudable valor ecológico, una nueva y curiosa vía de interacción entre los nuevos amantes en el arte de cocinar.


Un brindis al sol


Conseguir de esta forma, un horno solar capaz de trabajar en rangos de temperatura que oscilan entre 180 y 200 ºC, parece ideal, al menos en nuestro país y aquellos muchos otros que cuentan con un clima soleado, permitiéndonos cocinar para nuestros amigos en el jardín o mientras disfrutamos de un saludable día de campo.

La fabricación de hornos solares compactos y previstos de sistemas reflectantes y zonas de horneado aisladas térmicamente (Ecovidasolar -vida sana y natural-), permite la elaboración óptima de comidas mediante los tradicionales sistemas de horneado, cocción a vapor, escaldado, etc,. Su portabilidad abre nuevas puertas para los amantes de la naturaleza, que podrán disfrutar en sus salidas de alimentos horneados y con todas sus propiedades nutricionales.

Ayúdanos a difundir el contenido del blog compartiendo en tus redes sociales



Provistos de una placa de absorción, responsable de transformar la luz en calor, los alimentos, dispuestos preferiblemente en recipientes negros de pared fina y provistos de tapa, son cocinados a fuego lento conservando todos sus jugos y nutrientes.

Vapor reutilizable


La idea no tiene desperdicio, aunque en este caso tendremos que contar con recipientes perfectamente estancos y adecuados para calentarse, preferiblemente vidrio si pretendemos evitar algún que otro sabor inesperado procedente del plástico.

La cocción de alimentos en el lavavajillas resulta desde mi punto de vista un poco más engorrosa, ya que requiere la planificación conjunta de los turnos de lavado y cocción, resultando ideal para pequeñas cantidades (se trata en definitiva de aprovechar el espacio, no de utilizarlo únicamente para cocinar).

Un programa largo, de al menos 30 minutos a una temperatura de entre 70-80º C, puede presentarnos unas verduras perfectamente cocinadas al vapor.

Resaltar que la migración de sustancias tóxicas desde el plástico al alimento que contiene, puede suponer un serio riesgo para la salud, por lo que tendremos que prestar especial atención a este aspecto y utilizar vidrio o envases plásticos adecuados.

Ambos métodos garantizan la calidad nutricional de nuestras preparaciones, ahorran energía y hacen en definitiva de nuestra cocina, un lugar más divertido.

1 comentario:

  1. Menos mal que siempre que cocino en el lavavajillas lo hago con tarros de cristal. Nunca me había parado a pensar en lo de las sustancias tóxicas de los plásticos.
    Reparacion lavavajillas madrid

    ResponderEliminar

La eritrosina (E-127) y el cáncer de tiroides Un aminoácido de las pipas de calabaza frente a los parásitos intestinales Aloe Vera contraindicado para menores, mujeres embarazadas y madres lactantes La capsaicina de la pimienta de cayena Los psoralenos del apio frente a manchas de la piel y quemaduras solares Dios y el demonio en el pan de cada día. Claviceps purpurea del centeno Sensación de pérdida de los dientes: La ciguatera del pescado El aceite de coco y sus propiedades frente a la bacteria responsable de la caries Desnaturalizados por la colza. El síndrome del aceite tóxico en la España de 1981 Crucíferas contra el cáncer. El sulforafano del brócoli La dulce Estevia. Un edulcorante natural frente a los artificios químicos Leishmania: Sólo un mundo cínico curaría antes a perros que a personas