miércoles, 15 de octubre de 2014

LOS AMANTES DEL VENENO. MATANDO MOSCAS A CAÑONAZOS

¿Cocinas infestadas de cucarachas? Pues claro que las hay,…… y no pocas.

Más allá de la apariencia externa del comedor de un restaurante o de sus bonitas y bien decoradas mesas, existe un mundo más sombrío y oscuro, inimaginable para los confiados clientes que por desgracia no alcanzan a ver más allá de sus apetitosas comandas. Como relataba aquella famosa frase de Jurassic Park, “la vida se abre camino”, en esta ocasión entre fogones y zonas de elaboración, dando todo un ejemplo de sus evolucionadas tácticas de invasión, adaptación y supervivencia.



A la sobrada capacidad de colonizar las instalaciones de manipulación de alimentos, nada que añadir. Sobre la actitud de quienes las toleran, ajenos a la toxicidad de los químicos utilizados (como si de gaseosa se tratase), e inconscientes del origen o las inadecuadas prácticas higiénicas que favorecen su desarrollo y multiplicación, todo lo contrario.



Nos enfrentamos a personas que habitualmente buscan la solución mediante la aplicación de insecticidas contundentes a la vez que restan importancia a factores fundamentales en la lucha contra las plagas como la limpieza de las instalaciones, el comportamiento higiénico de los operarios o la instalación de barreras físicas que dificulten al menos, el acceso de esta insidiosa plaga a nuestra cocina.

En estos casos basta sencillamente con agacharse para mirar bajo el mobiliario o proceder a la retirada de los equipos más pesados, para valorar el grado de higiene, los recursos (tiempo y material…. dinero en definitiva) destinados a la limpieza de las instalaciones y/o la implicación del equipo responsable de la misma.

Mi experiencia personal al frente de una empresa de control de plagas me dice que este tipo de carencias suelen pagarse caras. Frente a la prevención como método de defensa, frecuentes y costosos tratamientos “in extremis” basados en la lucha química. Olorosas secuelas dirigidas a reducir la población (o con suerte acabar con ella), para meses más tarde volver a comenzar…. Efectividad relativa y no garantizada a largo plazo.


Inmundicia bajo las mesas, restos de otros tiempos tras el lavavajillas, desagües abiertos, zonas húmedas, desperfectos en el alicatado, y un estado de limpieza y mantenimiento general como para arrancarse a llorar, son sólo algunas de las tendencias a seguir por los “amantes del veneno”, desafortunados que piensan que todo es casual y que con el tiempo se acaban acostumbrando a la presencia de las cucarachas, normalizando una peligrosa situación que conlleva para sus comensales un doble riesgo: microbiológico (por la capacidad contaminante de estos insectos), y químico (derivado de los venenos utilizados para su erradicación).

Ayúdanos a difundir el contenido del blog compartiendo en tus redes sociales



Todas las cocinas quedan expuestas de forma puntual a problemas relacionados con la aparición de cucarachas en busca de zonas ricas en nutrientes, agua y provistas de fuentes de calor. Los tratamientos químicos quedan justificados sólo en caso de cumplimiento de aquellas medidas preventivas encaminadas a evitar hacer de nuestra cocina su hogar, evitando el acceso continuo, el sedentarismo y la procreación de esta singular especie.

…. Sencillamente y como paso fundamental, limpieza y mantenimiento.

2 comentarios:

  1. La verdad es que es curioso tu artículo y te doy toda la razón, hace falta mucha más limpieza en los locales de la que hay, por ejemplo, muchos kebabs estan superguarros,( no todos) pero a ellos no les importa y se ve que a sus clientes tampoco, pero que le vamos a hacer si somos los clientes los primeros que no nos quejamos si vemos algo o si vemos el percal pero volvemos al mismo local, en fin me ha gustado tu blog sigue así.

    ResponderEliminar
  2. Buenos días, la plaga de cucarachas es una de las plagas más comunes que podemos encontrar, pero no sólo afectan a los bares y restaurantes, sino también a oficinas. Todo local puede verse afectado por esta plaga. Mantener el lugar limpio de plagas aporta al cliente seguridad, y su posible vuelta. De lo contrario probablemente no sea así.

    ResponderEliminar

La eritrosina (E-127) y el cáncer de tiroides Un aminoácido de las pipas de calabaza frente a los parásitos intestinales Aloe Vera contraindicado para menores, mujeres embarazadas y madres lactantes La capsaicina de la pimienta de cayena Los psoralenos del apio frente a manchas de la piel y quemaduras solares Dios y el demonio en el pan de cada día. Claviceps purpurea del centeno Sensación de pérdida de los dientes: La ciguatera del pescado El aceite de coco y sus propiedades frente a la bacteria responsable de la caries Desnaturalizados por la colza. El síndrome del aceite tóxico en la España de 1981 Crucíferas contra el cáncer. El sulforafano del brócoli La dulce Estevia. Un edulcorante natural frente a los artificios químicos Leishmania: Sólo un mundo cínico curaría antes a perros que a personas