lunes, 17 de octubre de 2016

LA INCUESTIONABLE EFECTIVIDAD DE UN PROBIÓTICO LOW COST

Será que no hay como atiborrarse de medicamentos a diario como para deternerse a recapacitar sobre la integridad y salvaguarda de nuestra de por sí ya mal cuidada flora intestinal.

Y es que un simple tratamiento con antibióticos nos hace acudir al baño más de lo habitual, lo que resulta lógico si entendemos estos compuestos como “destructores de vida” capaces no sólo de acabar con aquellas bacterias dañinas que pululan por nuestro organismo haciéndonos la puñeta, sino de triturar al mismo tiempo a nuestras simbióticas amigas intestinales, que sufren su acción biocida reduciéndose hasta mínimos preocupantes.
La eritrosina (E-127) y el cáncer de tiroides Un aminoácido de las pipas de calabaza frente a los parásitos intestinales Aloe Vera contraindicado para menores, mujeres embarazadas y madres lactantes La capsaicina de la pimienta de cayena Los psoralenos del apio frente a manchas de la piel y quemaduras solares Dios y el demonio en el pan de cada día. Claviceps purpurea del centeno Sensación de pérdida de los dientes: La ciguatera del pescado El aceite de coco y sus propiedades frente a la bacteria responsable de la caries Desnaturalizados por la colza. El síndrome del aceite tóxico en la España de 1981 Crucíferas contra el cáncer. El sulforafano del brócoli La dulce Estevia. Un edulcorante natural frente a los artificios químicos Leishmania: Sólo un mundo cínico curaría antes a perros que a personas